Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Instrucciones de virtualización compilados como parte del kernel

El rasgo distintivo principal entre los Servidores Privados Virtuales KVM y prácticamente todos los demás servidores virtuales consiste en la tecnología de virtualización en sí. Gracias a KVM, ha quedado en el pasado la necesitad de correr programas de virtualización adicionales en el servidor – en vez de esto, la secuencia de procedimientos de software que se necesitan se están compilando como parte del SO del host. Así se reduce considerablemente aquella parte de los recursos que el servidor debe reservar con el fin de correr programas adicionales mientras que de hecho opera de tal modo que los mismos recursos estén disponibles a las máquinas virtuales. La eliminación de el tal nivel de comunicación adicional reduce asimismo el tiempo de espera de entrada/salida, haciendo, de manera efectiva, que su VPS funcione mucho más rápido.
Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Acceso directo a los recursos del servidor asignados

Disposición de los recursos del servidor reservados exclusivamente para usted

La tecnología de virtualización innovadora que se asumió para llegar a crear los Servidores Privados Virtuales KVM permite que utilicen de la mejor manera posible los recursos del servidor a disposición. La tecnología KVM está siendo elaborada sin más en el sistema operacional del anfitrión asegurando una comunicación directa con el hardware del host lo que elimina el momento de pasar cada una de las solicitudes por la capa de virtualización. Esta redundancia en la comunicación reducida permite un rendimiento del Servidor Privado Virtual mucho más rápido.
Acceso directo a los recursos del servidor asignados

Un SO de su elección

Obtenga el SO que elija

Gracias al Servidor VPS, es posible ser completamente autónomo del servidor central por la perspectiva del sistema operativo. Las instrucciones de virtualización KVM permiten a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el el servidor físico, sin que se requiera un nivel de virtualización por sí sola. Así, con la imagen ISO que le hace falta, podrá instalar cualquier SO ejecutable en el servidor particular – a partir de las versiones de Linux más impopulares e llegando a la versión de Windows Server más nueva.
Un SO de su elección
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL